martes, 9 de diciembre de 2008

Definición de fotoperiodismo y fotografía documental


En el Manual de Fotoperiodismo, Ulises Castellanos afirma que el fotoperiodismo es un género más del periodismo que básicamente responde a la premisas de la información periodística. El periodismo es una rama de la comunicación social que registra hechos de interés público que se difunden masivamente. Notificar un hecho real es informar, notificar un hecho real mediante imágenes fotográficas es fotoperiodismo. En la imagen fotográfica están unidas información y opinión.

"Por encima de cualquier consideración, el fotoperiodismo tiene como objetivo prioritario contar la
historia que se vive en el momento en que se produce: el fotógrafo captura el tiempo, congela el movimiento y revela lo invisible con innigualable realidad. La meta del fotoperiodismo es contar al lector qué había allí, clara, rápidamente y sin misterio alguno, confusión o enigma".

Por otra parte, en Por una función crítica de la fotografía de prensa, el editor Pepe Baeza, afirma que "la fotografía de prensa es el conjunto de imágenes que la prensa planifica, produce o compra para su publicación. Advierte, sin embargo que se debe descartar de cualquier clasificación de la foto de prensa a las gráficas que ésta publica, pero que no forman parte del contenido editorial de la misma; es decir, debemos descartar a la foto publicitaria..."

Por su parte, Jorge Claro León indica que la fotografía de prensa está inmersa en la actividad periodística y que a ésta debemos entenderla como un proceso de "producción, distribución y consumo de mensajes, y por lo tanto no puede existir aislada de un determinado contexto histórico; es una profesión conformada por comunicadores, ubicada en un marco social y no puede entenderse como una actividad impersonal, abstracta, con un posicionamiento de absoluta imparcialidad, y sin un compromiso social explícito"[1].

El origen del fotoperiodismo se encuentra estrechamente ligado a la denominada fotografía documental. El sustento teórico y práctico de la actividad periodística se desprende y alimenta del postulado dogmático de que la fotografía documental (en su atribución de garantía testimonial de la verdad), se vincula indefectiblemente al compromiso de no modificar ni influir sustancialmente la realidad. Incluso, la confusión de algunos fotógrafos contemporáneos los conduce a asegurar todavía, que el método de la fotografía documental es la fotografía directa, y que este modo de acercarse neutralmente a la realidad, evita su manipulación y la prevalencia de lo estético sobre el simple registro de los acontecimientos sociales... En resumidas cuentas, toda fotografía periodística que tenga el carácter, el estilo y la intención documental, sólo puee ser comprendida y definida como tal, por el uso social que se haga de ella. Es decir, toda fotografía, incluyendo a la fotoperiodística puede producirse, leerse e interpretarse desde una perspectiva documental.[2]


Respecto al fotoperiodismo, William Betsch, afirma que éste "no consiste (casi) nunca en mostrar lo real, sino en recortar de lo real lo que no corresponde a la ideología de la revista que te paga, a la imagen que de ella se hace...Una foto de las fabricas Krupp o de la AEG escribía Brecht, no revela gran cosa sobre esas instituciones".[3]


[1] Claro León Jorge, "Los géneros fotoperiodísticos", en Ética, poética y prosaica. Ensayos sobre fotografía documental , ed. De la Peña, (Ibid), 155
[2] Ibid, 156
[3] Citado por François Soulages en Estética de la Fotografía, (Ibid, 2005), 42-43

1 comentario:

Karina dijo...

Me parece que es un concepto muy acertado del fotoperiodismo y me gustaría que me recomendaras fuentes bibliograficas, pues voy a hacer mi Tesis de La Importancia del Fotoperiodismo en Venezuela y en mi pais es un poco dificíl conseguir la bibliografía pertinente.