miércoles, 10 de diciembre de 2008

La fotografía de prensa y la fotoilustración

De acuerdo a Pepe Baeza, la fotografía de prensa está constituida por dos grupos de imágenes: el fotoperiodismo y la fotoilustración. Estas dos categorías de la foto de prensa engloban todos los usos vigentes de la fotografía en los diarios y las revistas.



El término fotoperiodismo designa indistintamente una función profesional desarrollada en la prensa y un tipo de imagen canalizada por ésta... el fotoperiodismo representa el tipo de imagen mediática más reconocida y asentada. La imagen fotoperiodística es, de entre las producidas o adquiridas por la prensa, como contenidos editoriales propios, la que se vincula a valores de información, actualidad y noticia. Es también la que recoge hechos de relevancia desde una perspectiva social, política, económica y demás, asimilables por las clasificaciones habituales de la prensa a través de sus secciones. (Baeza, 2001)

El fotoperiodismo cuenta con una intensa tradición histórica que ha desarrollado una clasificación genérica propia, equivalente a la de los géneros periodísticos tradicionales, y que tiene sus polos en la fotografía de actualidad estricta, determinada por la inmediatez informativa, y en el reportaje , donde la foto recibe un tratamiento más interpretativo, secuencial y narrativo. El fotoperiodismo se halla profundamente influido por los estilos y por los modos de hacer del otro gran campo de la fotografía de realidad: el documentalismo. Éste comparte con el periodismo el compromiso con la realidad, atiende más a fenómenos estructurales que a la conyuntura noticiosa, hecho que además de alejarlo de los plazos de producción más cortos del fotoperiodismo, lo mantiene abierto -sin renunciar a la publicación en prensa- a circuitos de distribución más variados y minoritarios, como son la galería, el museo o el libro de autor.

La fotoilustración es la otra gran categoría de las imágenes fotográficas en la prensa. Podemos considerar que es fotoilustración toda imagen fotográfica, sea compuesta de fotografías en collage y fotomontaje, electrónicos o convencionales; o de fotografía combinada con otros elementos gráficos que cumpla con la función clásica de la ilustración. Esta función la podemos resumir como aquella que tiene como finalidad la mejor comprensión de un objeto, de un hecho, de un concepto o de una idea, bien representándola miméticamente o bien interpretando visualmente rasgos esenciales para su comprensión, a través de procedimientos de retórica visual y de simbolización.




Fotoilustración. Imágenes tomadas de la edición electrónica de la revista Quo.

La fotoilustración, según esta definición, se caracteriza por depender de un texto previo que marca y origina la imagen; ésta debe explicarlo, esclarecerlo, y/o generar en el destinatario afán de aproximación a los contenidos del texto. La fotoilustración se suele vincular a una vocación didáctica y divulgativa, pero también se abre a la posibilidad de experimentación por parte de los autores que la practiquen al avance de la riqueza visual de los medios que la difunden. La fotoilustración parece ligada al desarrollo de los nuevos modelos de prensa y, por su adecuación al tratamiento de las temáticas del periodismo de servicios, está sufriendo un vertiginoso desarrollo que implica una amplia variedad de usos.

Baeza Pepe (2002) Por una función crítica de la fotografía de prensa Barcelona: Gustavo Gili

1 comentario:

jav! dijo...

Perdona pero esto es del libro de Pepe Baeza, estaria bien que lo citases.

un saludo